Cuidados para las mesas y muebles de exterior

Tras  hablaros en  una entrada anterior, de cuáles eran las distintas opciones, tendencias e ideas en todo lo relacionado con las mesas de exterior, llega el momento ahora de explicar qué cuidados requieren este tipo de mesas, así como los muebles que podemos tener en nuestro jardín o terraza ya que dependiendo de las temperaturas, y también, de los materiales, puede que necesiten un cuidado más o menos exhaustivo.

cuidados-para-las-mesas-de-exterior_opt

Cuidados para las mesas y muebles de exterior

cuidados--mesas-y-muebles-de-exterior

Como cualquier otro mueble de la casa, los muebles y mesas de exterior deben tener un cuidado que aunque puede que no sea muy especial o complicado de aplicar, sí que debe ser algo que hagamos de manera progresiva o de manera puntual dependiendo del tipo de mueble que tengamos, en función del material del que esté hecho.

No es que las mesas de exterior tengan un cuidado muy distinto con respecto a las mesas de comedor que colocamos en el interior de la casa, pero sí que podemos decir que estas se exponen, en ocasiones, a distintas condiciones climáticas que pueden variar no solo con cada estación sino que además, pueden ser realmente adversas para cualquier tipo de mueble que coloquemos en el exterior.

El viento, la lluvia, el  sol y todo ello combinado a la vez, puede acabar pasando una alta factur a una mesa de exterior, y aunque en la actualidad estas se realizan con materiales que ya están acondicionados para enfrentarse a las inclemencias del tiempo, cabe añadir que no estará de más el que pongamos un cuidado a nuestra mesa en función del material del que esté hecha.

Lo mismo podemos deciros de los muebles de exterior como mesas auxiliares, sillas que acompañan a las mesas o las tumbonas. Debemos procurar que estén cuidadas de modo que podamos conservarlas el mayor tiempo posible.

Junto al hecho de aplicar productos y cuidados que sean concretos para cada mesa o mueble de exterior en función del material del que esté realizado (y que veremos con detalle a continuación), cabe añadir que también resulta importante el que tengamos presente proteger los muebles con fundas o sábanas con las que cubrirlos cuando no los estemos utilizando, o no estemos en la temporada de primavera verano.

Y cuando llegue el buen tiempo, podemos sacarlos de modo que disfrutemos más de nuestra jardín o terraza aunque siempre procurando que no estén situados en una zona en la que el sol incida de manera muy directa. Por mucho que queramos disfutar de los rayos solares, ya sea mientras cogemos algo de moreno o mientras comemos en un bonito día de verano, no es bueno que los muebles, y de hecho tampoco para nosotros, estén bajo el sol durante horas. De este modo procura colocar los muebles en una parte en la que la sombra también esté presente y para ello podemos ayudarnos además, de parasoles o de árboles, en el caso de contar con estos en nuestro jardín.

Por otro lado no olvidemos que los muebles de exterior actuales, y también las mesas, cuentan con un diseño que permiten el que los desmontemos o el que los apilemos con relativa facilidad, de modo que es una buena opción para cuando no los estemos utilizando y queramos protegerlos más todavía de estar en el exterior.

Al margen de lo señaldo podemos daros a continuación algunas pautas y consejos de cómo tenéis que cuidar vuestras mesas y muebles de exterior, en función del material en el que esten realizados.

Cuidado mesas de exterior en función de cada material

cuidados-para-las-mesas-y-muebles-de-exterior-en-funcion-de-cada-material

Mesas de exterior de madera

Lo más normal o habitual es que tus mesas de exterior sean de madera (natural o tratada) de modo que podemos cuidarlas aplicando un aceite  especial para muebles de exterior antes de su uso y, posteriormente, 3-4 veces al año (e incluso 6 veces al año si vivimos en climas que son algo más secos).

Es fácil encontrar en el mercado, aceites que se venden de manera específica para el tratamiento de la madera en exteriores, por lo que será tan fácil como comprar uno de estos aceites y seguir al detalle las instrucciones de modo que sepamos como aplicarlo de manera correcta.

Mesas de exterior con contrachapados

Los contrachapados parece que están de moda entre las mesas, y también muebles de exterior, y lo cierto es que no solo destacan por ser muy modernos, y poder presentarse en todo tipo de diseños y colores, sino que además tienen un cuidado sencillo. Con sólo un paño limpio y húmedo, y añadiendo un poco de detergente conseguiremos que luzcan como nuevos.

Mesas de exterior de mimbre de polietileno

De la misma manera que los muebles con contrachapados, los que son de mimbre con polietileno pueden ser tratados a partir de limpiarlos con un paño limpio, agua y jabón, pero además es importante señalar que es mejor no hacerlo con productos o instrumentos de limpieza , como estropajos, que puedan rallarlos o acabar haciendo marcas y señales sobre la superfície de los mismos.

Mesas de exterior de mármol

En los últimos años parece que se ha puesto de moda el contar con una mesa de exterior realizada en mármol, un material que destaca y queda muy bien en los jardines o terrazas pero que también requiere los mejores cuidados ya que cualquier líquido o resto de comida que le caiga puede provocar que acabe estropeándose.

Para este material necesitaremos aplicar alguna capa protectora con cera de silicona y de este modo conseguiremos reducir el riesgo de que el líquido penetre en el mármol. Aunque los líquidos aceitosos penetrarán en la superficie con mayor rapidez que los que tienen una base de agua. Además cabe añadir que el mármol suele agrietarse por el efecto del calor y del frío de manera que es mejor utilizar siempre manteles y posavasos.

Junto a ello cabe añadir que objetos calientes como ollas, sartenes y velas nunca deben colocarse directamente sobre las mesas de mármol y de hecho sobre ningún tipo de mesa de exterior.

Deja un comentario